El vocero de Fuerza Popular, Carlos Tubino, dijo que las explicaciones de Jaime Yoshiyama sobre el origen de los aportes recibidos en el 2011 para la campaña de Keiko Fujimori deberán ser verificadas en las investigaciones y en un proceso judicial.

Sin embargo, se preguntó, “¿por qué no creerle (a Jaime Yoshiyama) y sí a Jorge Barata? Acá estamos frente a hechos que tendrán que demostrarse en su momento, si es que esto llega a un proceso”, dijo

Según el portavoz de Fuerza Popular, los dichos de Jorge Barata respecto al dinero ilícito que habría entregado Odebrecht a favor de la campaña de Keiko Fujimori en el 2011 no han sido probados.

“Estamos llenos de chismes y rumores y seguro esto irá a un proceso judicial y se demostrará que, lo que ha habido, según lo declarado por Jaime Yoshiyama, fue una simulación. Acá no hay delitos, sino temas de índole administrativo”, manifestó el congresista.

El exsecretario general de Fuerza 2011 aseguró que fue el empresario Juan Rassmuss Echecopar, fallecido el 2016, quien donó el dinero ingresado a la campaña de Keiko Fujimori a través de falsos aportantes.

Precisó que este empresario, “uno de los hombres más ricos del Continente”, era su amigo y le entregó dinero en efectivo tanto para la campaña del fujimorismo el 2011 como el 2016.

Keiko Fujimori desconocía de estos aportes, afirmó en declaraciones a Cuarto Poder.

Carlos Tubino consideró que esta versión no es inverosímil y que Jaime Yoshiyama habría valorado más el compromiso con el empresario fallecido a pesar de las investigaciones que han llevado a Keiko Fujimori y otros investigados a prisión preventiva.

“Es una persona de ascendencia japonesa y cumple con su palabra. Lo que pasa es que ahora las nuevas generaciones de peruanos les parece muy difícil que una persona cumpla con su palabra”, comentó.